Página de Portada

Página de Distribución

Índice de Referencias Biográficas 

Antonio López Torres · Pintor
1902 - 1987


Museo López Torres · Tomelloso

En pleno centro de Tomelloso, y a poca distancia de la Plaza de España, se encuentra el Museo López Torres. Se accede a él atravesando los jardines de la Glorieta de María Cristina, en la calle que lleva el nombre del pintor.
Obra del arquitecto Fernando Higueras y de propiedad municipal, el Museo se inauguró en 1986 y alberga 70 óleos y 40 dibujos del maestro de la pintura realista manchega.


Un texto de 
Antonio López sobre
su tío y el Museo

Mi tío era muchas cosas, pero una persona absolutamente única. Yo me considero un privilegiado por haberle tenido tan cerca. Y un tipo de arte absolutamente infrecuente, de un talento natural inmenso. Yo no he conocido a nadie que a los 20 años o a los 25, haya hecho una obra tan absolutamente milagrosa. El era una persona muy complicada. Eran épocas también muy difíciles los 40, los 50. Eran difíciles para todos pero para un hombre como él más difícil. El vivía de la enseñanza. Actuó de una manera muy generosa. Dedicó toda su vida a la pintura sin pedir apenas nada.
Considerar que se le marginaba le dolió muchísimo, pero tampoco podía hacer otra cosa, porque él era como era. Pero aquí está su obra y lo importante es que vivió hasta sus últimos días pintando.
Mi tío era un artista absolutamente ejemplar. Era un hombre que lo daba todo y no pedía nada. Pedía lo mínimo. Y eso verlo tan cerca, no se olvida nunca. Para mí es un placer saber que su obra está aquí en el Museo.
Antonio López García.

 

 

 

Es una visita obligada para todos aquellos que quieran conocer el realismo español del siglo XX, ya que Antonio López Torres fue uno de sus mejores renovadores en la segunda mitad del siglo.

Se da la circunstancia, además, de que su pintura es extraordinariamente difícil de reproducir, tanto en imprenta como en la red.

Esto se debe tanto a la gama cromática del pintor, como a su particular técnica y factura, como, por último, a su reducido tamaño en buena parte de los cuadros y dibujos.

Conocer la obra de López Torres es adentrarse en un mundo de sensibilidad y contacto con los valores más profundos del ser humano, como existen pocos ejemplos comparables en todo el arte del siglo XX. Un mundo de tal sobriedad y sinceridad, que sin duda dejará huella en el visitante.


En la imagen, Antonio López en primer plano, y su tío, Antonio López Torres, más al fondo, junto a la puerta.

 

 

Volver al inicio de página